En un restaurante – レストランにて

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japonEn enero de este año, en un restaurante de unos amigos, me senté al lado de una abuelita (de unos 80 años). Nos saludamos y hablamos del tiempo y la rica comida. La abuelita terminó de comer y se despidió con una sonrisa.

En febrero me encontré otra vez con ella en una calle de Naha (Okinawa). Nos sorprendimos mucho y estuvimos hablando unos 30 minutos. Me dio su nombre, yo le di el mío y nos despedimos.

A principios de mayo nos encontramos por casualidad en un gran centro comercial. La vi un poco cansada y sin preguntarle nada la invité a un café. Ese día nos conocimos un poco más.

Su esposo falleció hace unos años, sus hijos viven en Osaka y Tokyo, cada uno con su familia, y ella vive sola en Okinawa. Me contó el problema que tenía, que no sabía qué hacer y a dónde ir para pedir ayuda. Le dije que lo iba a averiguar y que la llamaría por teléfono.

Después de buscar por internet y preguntar a mis primas, la llamé y la acompañé a la Municipalidad de Naha para hacer los trámites necesarios. Una de las cosas buenas que tiene la Municipalidad de Naha es que ofrece mucha ayuda a las personas mayores de 65 años. Le dije que si necesitaba algo más que me llamara.

A finales de mayo me llamó por teléfono y me dijo que me quería invitar a comer. Me llevó a un lugar que ella conocía y hablamos de muchas cosas. Después de unas dos horas agradables, me dijo:

– nora-san, no te ofendas pero hoy quiero invitarte, quiero pagar yo.

Le dije que no, que no me parecía bien. Y ella me dijo sonriendo:

– nora-san, déjame explicarte lo que me pasó. Hace unos días estuve poniendo en orden unos papeles de mi esposo y encontré un sobre con 10.000 yenes dentro. Fue una sorpresa pero pensé que ese billete era un mensaje de mi esposo. Por eso, no soy yo, es mi esposo el que te invita hoy desde el más allá por todo lo que has hecho por mi. No te enojes y acepta la invitación, por favor.

No supe qué decir, pero viendo lo contenta que estaba la abuelita, acepté “la invitación de su esposo”.

.

Soy muy metiche, pero ya quisiera que nos contaras… de hecho, sobre las primeras dos fotos. Porque ha de ser interesante lo que platicaste con esa abuelita … (Verónica García)

No tenía pensando escribir esta entrada. No es la primera vez que me pasan estas cosas, y si cuento todas las cosas inimaginables, increíbles que me pasan, van a pensar que las invento. Pero para contestar a la curiosidad 😛 de la lectora mexicana Verónica García, comparto hoy esta simpática anécdota de una abuelita okinawense y esta servidora.

La foto de esta entrada es uno de los platos de la abuelita, y las fotos de hoy son de mi almuerzo. Y para los curiosos, el almuerzo en este restaurante cuesta 1.300 yenes por persona.

En un restaurante – レストランにて
Entrada original de Una japonesa en Japón

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

almuerzo-abuelita-naha-okinawa-japon

Muchísimas gracias por leerme.
Que tengan una buena semana.
Hasta la próxima 🙂

agradecimiento unajaponesaenjapon.com.

今年の一月に知り合いのお店で、一人のおばあちゃんの隣に座りました。お天気の話と美味しい食事の話をして、その方は先に帰りました。

二月に市内を歩きながら、偶然そのおばあちゃんと遭いました。二人ともびっくりして、”縁があるのかしらねぇー”といいながらまたちょっとお話をして、そして初めてお名前を教えていただいて、私の名前も教えました。

五月の初めに、大きなショッピングモールでまた偶然お遭いしました。その時、ちょっと疲れた顔をしてましたので、コーヒーに誘いました。ご主人は数年前亡くなりまして、二人の息子さんは家族と本土に住んでいるので、今は沖縄で一人で生活をしています。そして困ったことあって何処に相談したらいいのか分からないとのことでした。この日初めて電話番号を交換しましたので、後日電話することにしました。

インターネットとそしてと従姉妹たちに相談してから、おばあちゃんに電話して一緒に役所でいろんな手続きと専門の人たちの連絡先を教えました。

五月の末に一緒に食事をしたいと誘いのお電話がありましたので、その方がよくいらっしゃるホテルのレストランでランチをいただきました。食後のコーヒーを飲んでい時に、おばあちゃんが:
ーnoraさん、気を悪くしないでくださいね、今日のランチは私が払いますから、ご馳走させてくださいーとおっしゃったので、私は優しくお断りしました。でもその方は:
ーnoraさん、説明させてください。数日前、亡くなった主人の香典袋を確認しながら処分しようと思ったら、その中から一万円が出てきました。ですから私ではなく、今日のランチ代は主人からですよ。ご馳走させてください。

なにも言えませんでした。年金で生活していらっしゃる方に払ってもらうのは心苦しいと思いましたが、感謝しながらご馳走になりました。

「今週の写真」でスペイン語のテキストに”あるおばあちゃんとランチ”の写真を載せたとき、メキシコの女性読者が”その時の話をしりたい!”というコメントを書いてくれましたので、彼女の”好奇心”に答えることにしました。

いつも読んでいただいて、ありがとうございました。
良い一週間でありますように、
ご自愛くださいませ。
ではまた ・・・

. . .

Esta entrada fue publicada en Comentarios, Cosas que me gustan, Okinawa, Personal. Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a En un restaurante – レストランにて

  1. Ana dijo:

    Hola Nora, que hermosa anécdota
    Te ocurren cosas porque estás abierta a los demás, que hermosa experiencia
    Me encanta lo que compartís hoy
    Y saber cuanto cuesta una comida me ubica …. quería saber porque me decían que visitar Japón resulta muy costoso
    Con el cambio de nuestro peso al yen viajar a Japón , SI se hace un poco pesado
    Gracias 🙂
    Besos

  2. Verónica García dijo:

    GRACIAS! por contarME, siento esta entrada como si te hubieras sentado frente a mi y hubieras dicho ” a ver, te lo voy a contar”
    y ya que no diste la info, hasta entre a hacer la conversión de moneda para ver cuanto era (161.42), y pues es aceptable, no es muy barato pero cuesta como en muchos restaurantes aqui y al menos para mi, ya con la presentación se ganaron eso y mas, creo que no me darian ganas de comerme la comida de tan bonita =}… aunque la verdad, no era tanta mi curiosidad =D
    Que bonito que hagas esas cosas, a veces uno se deja llevar por las prisas con las que se vive hoy y termina por no ver realmente a su alrededor y disfrutar del entorno, de la naturaleza, de la gente… yo en lo personal soy MUY desconfiada, porque aquí la inseguridad y la violencia no terminan por irse, asi que me resulta muy refrescante saber que seas así, como dice Ana, abierta a los demas y que Dios te recompense poniendo en tu camino personas buenas … y gatitos simpaticos =}
    =\ … mi hermana mayor es así, muy sonrientita y platicadora con casi todos… =/ la otra tambien… caray! pero yo creo que yo herede otros genes =D
    En fin, gracias de nuevo, un abrazo, que ese animo de seguir ayudando a los demas no termine y Dios te siga recompensando con personas que te trasmitan buenas vibras

  3. kuanchankei dijo:

    Con esos manjares, la abuelita cumplirá seguro 100 años y quizás te la encuentres cada año, y tú con un bebé grande de 15 años. Esos caracoles parecen que van a andar pronto, son tan reales…

  4. David GB dijo:

    Eres un solete, nora. Que lo sepas.

  5. Mirta dijo:

    Eres un ejemplo más…

    Realmente una sociedad, una cultura digna de ser imitada, elogiada… en la que el anciano es respetado, venerado.

    Gracias por compartir, Nora !

    Un abrazo desde Argentina

  6. ToNy81 dijo:

    Muchas gracias por compartir con nosotros esta anécdota con la señora, la verdad es que al leerla me queda claro una cosa, tienes un enorme corazón, aunque se que no te gusta mucho detallar sobre tu vida, es por eso por el esfuerzo de contarnos algo así para saciar la curiosidad, por lo que se te agradece. Seguramente te ocurran anécdotas a menudo pero que bien merecen la pena cuando son tan agradables como esta. Sobre las fotos de los platos, se ven muy rico todos y muy cuidados en la presentación.

    Un fueeeeeeeeeeeeeeeeeeerte abrazo, Nora y una buena semana para ti también 😀 .

  7. Jaiem dijo:

    Muy bella historia Nora. Qué bien cuando la amabilidad tiene un retorno, como en este caso, buena prueba de que hay gente generosa y buena. Seguramente te lo mereces.
    Las fotos son magníficas, está todo muy apetitoso, he estado calculando por curiosidad para cuando vaya 🙂 y por aquí lo mismo cuesta por lo menos el doble.
    Claro que la amabilidad y la generosidad no tienen precio.

    Un fuerte abrazo y gracias por esta bella anécdota.

  8. Nicté Kono dijo:

    Nora san, eres un ángel disfrazado de gente. Gracias por esta historia. Que Dios te siga utilizando y que te sigan pasando estas cosas maravillosas (que solo a tí te pasan, porque solo tú haces que sucedan). Un fuerte abrazo!

  9. Miguel-Maiku dijo:

    Hola, buenos días!!!!

    Éstos sucesos también pasan en Japón, pero no creo que sean muy comentados en los otros blogs. Qué bonito sería tener a alguien como Nora cerca, no sólo porque sabes que tienes a alguien cerca que se preocupa por ti y en quien puedes confiar, también para poder ayudarla a ella, que también le hará falta. Seguro que como Nora habrá más japoneses y japonesas, no sé si muchos o pocos, pero los hay. Y también destacaría la gratitud de “nuestra” abuela, por que ya es un poco abuelita de tod@s. Quedo tranquilo, seguro que Nora se preocupará por ella.

    Gracias por leerme, y a Nora por ser del tipo de japonesas en japón.
    Un abrazín!!!!

  10. Ine dijo:

    Nora, son muy lindas estas cosas que te pasan, sos de esas personas que la gente le habla en la calle, no a todos les pasa eso, se debe percibir tu calidez. Que bueno que se encontraron. Deberías contarnos más de estas historias, me encantan! Y como siempre yo golosa no puedo dejar de decirte mmmmmmm que rico que se ve todo! Beso Grande 🙂

  11. Alejandra dijo:

    Increíble las cosas que le suceden, pero la mejor parte fue que pudo ayudarla, sin duda como escribió Ine perciben la calidad que ud posee. Un abrazo =)

  12. Noni dijo:

    La Vida es como la Tierra, si la cuidas ella te recompensa, así que, recibes lo que das. Y así, a menudo suceden cosas que parecen sacadas de cuentos de fantasía, pero lo bueno es que suceden, y suceden a las personas que están predispuestos a creer en ellos. Con esto estoy diciendo que todas estas cosas tan maravillosas que te suceden, tú misma las atraes….es lo que tiene ser una buena persona, jejeje. No es broma, es una cuestión de energías.
    Maravillosas las fotografías de la comida. Si hay una cosa (una de las muchas cosas) que me enamoró de la cultura japonesa, es precisamente la delicadeza en su gastronomía. ¡Qué rico se ve todo…y qué bueno está todo!
    Gracias Nora, un abrazo.

  13. Ms_Gpe dijo:

    Que bonita historia Nora y que suerte de ambas al encontrarse. Son éste tipo de cosas que nos pasan en el día a día lo que le da un buen sabor a la vida. Como siempre, un gusto leerte y saludos.

  14. Eter dijo:

    Me parece una hermosa experiencia de esas que te hacen el dia… muchas veces no sabemos hasta donde no puede llevar las buenas acciones o simplemente el ser Agradables con otros… Tengo muchos años leyendo tu blog nora… pero estoy intentando hacer las cosas diferente… entre ellas esta… Dejar comentarios.

    Siempre me alegra conocer de este tipo de actos agradables y amables… estas historia ajenas me llenas de alguna manera me parecen tan “Cheveres” jajaja… chau Nora, besos y abrazos desde Venezuela. Le aviso que me verá más seguido por estos lares…
    (Estoy segura que eres mayor que yo pero he leido desde hace tanto el blog que siento una comodidad que me da el atrevimiento de Tutearte… espero que no te moleste…)

  15. Oscar dijo:

    Que lindo es encontrarse con personas así, como vos, Nora. También con afables abuelitas para poder compartir un momento y disfrutar de sabrosas anécdotas, y almuerzos.
    Fuertísimo abrazo, Nora.

  16. nora dijo:

    Ana,
    Me alegro de que te haya gustado. Sobre el precio de las comidas en Japón, lo escribiré en otra entrada.
    Besos**

    Verónica García,
    jajajajaja … De nada, gracias a ti por el interés 😉
    Yo también pienso que la comida de ese restaurante es aceptable. No sé si será Dios pero yo creo que es mi papá el que me pone en mi camino a esas personas.
    Un abrazo.

    kuanchankei,
    ¿Un bebé grande de 15 años? jajajajaja
    Un cordial saludo.

    David GB,
    “Arigatou” 😳
    Un fuerte abrazo.

    Mirta,
    Hmmm … Lamentablemente, no creo que la sociedad japonesa respete a los ancianos, la mayoría de las personas pienso que sí pero no todos, es una lástima pero es verdad …
    Muchas gracias por comentar.
    Un abrazo.

  17. nora dijo:

    ToNy81,
    Hmmm … No sé, no creo tener un enorme corazón como dices. Desde que falleció mi papá, me pasan cosas como éstas, por eso pienso que es él el que pone en mi camino a personas y cosas para hacerme pensar, aprender y reflexionar. Realmente es muy raro todas las cosas que me pasan … y todas son cosas buenas …
    Un fueeeeeeeeeeeeeerte abrazo, Tony 🙂

    Jaiem,
    Hmmm … Como le dije a Tony81, no me lo merezco pero me pasan. No soy muy buena jajaja … soy bastante mala pero me pasan cosas buenas.
    Un fuerte abrazo.

    Nicté Kono,
    jajajaja … Qué exagerada jajajaja … Tú me conoces y sabes que soy una chica normal jajaja
    Un abrazo.

    Miguel-Maiku,
    Sí … a veces me hace falta esa ayuda, pero gracias a Dios, tengo muy buenos amigos que me acompañan cuando lo necesito …
    Un fuerte abrazín.

    Ine,
    Muchas gracias por todo lo que decís de mi, pero no me lo merezco, soy una chica normal con mis cosas buenas y malas jajaja
    Beso grande de vuelta.

  18. nora dijo:

    Alejandra,
    Hmmm … Creo que soy yo la que aprende de esas personas …
    Un abrazo.

    Noni,
    Tal vez sea como tú dices, que es cuestión de energías, pero no sé si soy yo las que atrae esas cosas buenas …
    Un abrazo.

    Ms_Gpe,
    Me alegro de que te haya gustado. Y sí, estas cosas dan buen sabor a la vida.
    Un cordial saludo.

    Eter,
    Bienvenida a Una japonesa en Japón, me alegro de que estés intentando hacer cosas diferentes y animarte a comentar. Muchas gracias. Espero verte por aquí de vez en cuando, como tú dices 🙂
    Por supuesto que puedes tutearme todo lo que quieras.
    Un abrazo.

    Oscar,
    Muchas gracias por tus palabras 🙂
    Un abrazo y gracias por comentar.

  19. Kana dijo:

    Maravillosa historia. Nada que agregar.

  20. Pau dijo:

    Siempre logras arrancarme una sonrisa 😀

  21. Susana Ramírez Memije dijo:

    Hola Nora, me alegra mucho estar en contacto contigo por este medio, deseo te encuentres bien, disfutando de los hermosos paisajes de tu país…siempre es un placer leer tus entradas, aprendo cosas nuevas, disfruto de un viaje virtual y tengo temas interesantes de conversación, sobre todo con mis hijos, en fin es un gusto leerte.
    Pero quiero decirte, que la entrada de esta ocasión, es una de las que más he disfrutado, no cabe duda que todo el mundo existen excelentes seres humanos, hoy me conmovió hasta las lágrimas la invitación que te hizo esta maravillosa señora, Dios la bendiga y te bendiga a ti; gracias por compartir esta experiencia, porque yo creo, que quienes te leemos aprendimos a ser mejore seres humanos.
    Ya para despedirme, por esta ocasión, te quiero pedir un favor, cuando tengas la oportunidad de comunicarte nuevamente con esta adorable señora, dile que es un gran ser humano y que a pesar de la distancia, la conocemos y la apreciamos.
    Un saludo desde México con mucho afecto para ti y que el mes de julio sea un mes maravilloso.

  22. nora dijo:

    Kana,
    ありがとう!
    Un abrazo.

    Pau,
    ¡Me alegro! 🙂
    Un abrazo a los cuatro.

    Susana Ramírez Memije,
    Muchas gracias por tus palabras, la próxima vez que me vea con la señora le daré tus saludos. Muchas gracias de todo corazón.
    Un abrazo a toda la familia.

  23. Pingback: Fotos de la semana 27 – 今週の写真 27 | Una japonesa en Japón – ある帰国子女のブログ

  24. Pingback: En buena compañía 1 – 素敵な人たちに囲まれて 1 (sutekina hitotachi ni kakomarete) en Una japonesa en Japón - ある帰国子女のブログ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *