Bolsitas Kairo para el invierno – カイロ、冬の必需品

kairo bolsitas de calor invierno japonEn los grandes supermercados, tiendas de conveniencia y droguerías de Japón, venden unas bolsitas llamadas Kairo (カイロ) o Hokkairo (no confundir con la isla Hokkaidô). Son bolsitas blancas o de color naranja que tienen dentro un elemento químico que al agitarlas se ponen calientes.

Hay bolsitas autoadhesivas y se pueden pegar en la espalda (segunda foto) y también una pequeñitas para los pies (tercera foto), pero se aconseja no pegarlas directamente en la piel porque puede producir quemaduras.

Las bolsitas Kairo son muy útiles en invierno sobre todo para las personas sensibles al frío.

Existen también unas cintas adhesivas calientes que se pueden pegar directamente en el cuerpo llamadas Shippu (湿布), pero son para fines terapéuticos, para aliviar o mejorar el estado de salud de las personas (última foto).

.

Hace cuatro años, aquel inolvidable 11 de marzo de 2011, me encontraba esperando un taxi en una cola de muchas pero muchas personas. Nunca había visto en mi vida tantas personas esperando un taxi. Más de una hora esperando lo que no iba a venir, pero necesitaba estar ahí, en la cola, con todos, y pensar que sí, que los taxis iban a llegar. Hacía mucho pero mucho frío, me temblaban las piernas y casi todo el cuerpo, pero no sabía si era por ese frío de invierno o por el miedo y el dolor que sentía en ese momento.

En el primer piso de la estación había una droguería. Dos empleados de la tienda se acercaron a la cola con una caja muy grande llena de Kairos y empezaron a repartir esas bolsitas “salvavidas”. También repartieron barritas de cereales para todos, pero como yo no tenía ganas ni de comer, se la di a un niño que estaba en la cola con su mamá.

El Kairo de la primera foto es la bolsita que me dieron ese día. Pasaron cuatro años … pero todavía la tengo sin usar. No puedo … no pude ni puedo usarla …

Hoy, después de casi cuatro años y volviendo a sentir el mismo vacío de aquel día, el mismo dolor, recordando imágenes y esos comentarios sinsentido por internet, doy gracias a Dios de poder estar aquí con todos ustedes.

Entrada original de Una japonesa en Japón

kairo bolsitas de calor invierno japon 4

bolsitas de calo kairo para los pies invierno japonkairo bolsitas de calor invierno japon 1

kairo bolsitas de calor invierno japon 2

kairo bolsitas de calor invierno japon 3shippu 湿布Muchísimas gracias por seguir leyendo.
Que tengan una buena semana.
Hasta la próxima.

japon marzo unajaponesaenjapon.com.

 カイロと湿布を間違って使っているかたがいましたので、説明させていただきました。

Topのカイロの写真は四年前のものです。

あの忘れ難い2011年3月11日、自宅へ帰るためタクシー乗り場でなかなか来ないタクシーを待ってました。電車は動かなったし、バスは満員で停留場を通り過ぎてたのでタクシーしかないと思って一時間以上待ってました。事務所を出てから何時間も経ってましたがなかなか帰れそうになかった。寒くてガタガタ震えてました。

駅構内のドラッグストアの薬剤師さん二人が大きなダンボール箱をもって、長い長い列のタクシー乗り場まで来てカイロを配り始めました。その時貰ったカイロはtopの写真です。いまだに使うことが出来ません。

結局タクシーはなかなか来なかったので一時間以上新宿まで歩きましたが、電車は停まったままでした。生まれて始めて帰宅難民になった私ですが、小田急百貨店の店員さんが東京都庁まで案内してくださいました。その時なにを思い出したかというと、旧約聖書にでてくるあのモーゼのエジプト脱走でした。小田急百貨店の方が腰が曲がったおばあちゃんの手をつなぎながら歩いてたこと、とても印象に残ってます。

明後日で四年目ですね。私が沖縄に来てからも四年になります。今年はいるつもりですが、来年以降のことを考えないといけない時期になりました ・・・

いつも読んでいただいて、ありがとうございます。
良い一週間でありますように、
ご自愛くださいませ。
ではまた ・・・

. . .

Esta entrada fue publicada en Curiosidades, Experiencias, Japón, Recuerdos, Reflexiones, Sentimientos. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a Bolsitas Kairo para el invierno – カイロ、冬の必需品

  1. Nuria dijo:

    Si, estos días serán de muchos recuerdos…

    Besos !!

    .

  2. ToNy81 dijo:

    Personalmente y creo que la mayoría de aquí también nos alegramos de que tú estés aquí y sigas con todos nosotros 🙂 . Atrás queda el recuerdo doloroso e inevitable de lo que sucedió, aunque lo desee me gustaría poder sentir lo mismo en estos instantes, pero solo puedo por medio de palabras transmitirte siempre todo los ánimos, apoyo, calor y fuerza creyendo que al menos que cuando las leas aunque sea un poquito sirvan de alivio y consuelo.

    Sobre las bolsitas Kairo, la verdad es que no conocía de la existencia, son muy sencillas de usar por lo que se ven. Que conozca y que así ahora me venga a la mente solo conozco un modelo de bolsita térmica ( imagino que habrán distintos modelos y mas actuales) que son de goma y en su interior se vierte agua bastante caliente.

    Un graaaaaande y fueeeeeeeeeeeeeeeeeeerte abrazo, Nora 🙂

  3. David GB dijo:

    Me acuerdo perfectamente de aquella mañana, y lo estaba viendo en el informativo de la mañana. Me imagino lo que tiene que ser para la gente de ahí. Un fuerte abrazo.

  4. Noni dijo:

    Querida Nora,
    Aunque no es comparable, yo también tengo un 11 de marzo del que acordarme, y te entiendo perfectamente. Este año serán ya once los que han pasado desde el atentado de Atocha en Madrid, pero lo recuerdo, y me gustaría no hacerlo, como si fuera ayer mismo.
    Me pilló de camino al trabajo, un trabajo al que yo pretendía llegar a pesar de que la policía no me dejaba pasar, pero al final y debido a su impotencia y a mi absurda obstinación, así son los nervios, pasé. Tengo vivo, aún, el sonido de las ambulancias, el humo, las alarmas de las tiendas cercanas, la gente con la mirada perdida corriendo por la calle, gente de todo tipo, gente con maletas, policías con caras abatidas, el horror, la desolación, la impotencia, la rabia, la tristeza. Y luego el silencio….un tremendo silencio que, en una ciudad como Madrid, es aún más emotivo, más significativo, más doloroso. Si, lo recuerdo perfectamente, como también recuerdo algunos de los compañeros de trabajo que, al contrario que yo, nunca llegaron.
    Como ves las sensaciones ante situaciones que nos superan, bien por desastres naturales, o por la sinrazón de los seres humanos, son similares. Yo no tengo una bolsa de agua caliente que no quiera utilizar por lo que me hace sentir, pero te aseguro que el simple sonido de las ambulancias, durante mucho tiempo después, conseguía alterarme, y transportarme a otro momento de mi vida que, ojalá, no se repitiera nunca más en ningún lugar del mundo.
    Somos todos diferentes pero tan parecidos. Vivimos todos en esta maravillosa canica azul y deberíamos pensar que en cualquier momento, y todos a la vez además, podríamos dejar de hacerlo. Sois un pueblo valeroso, tenaz, respetuoso y trabajador, al que admiro profundamente. Siento mucho vuestras pérdidas humanas, pero también me alegro de que tú, a la que hace poco no conocía, hayas sobrevivido. Ánimo para estos días.
    Un fuerte abrazo

  5. Victor dijo:

    Recuerdo aquel día, tenía un canal japonés en directo en la pantalla y me dieron las 5 de la madrugada, no entendía casi nada pero no quitaba el ojo. No soy capaz de imaginar lo fuerte que fue allá.
    Conocía las bolsitas Kairo pero nunca las he probado, la verdad es que si alguna vez las encuentro acá las compraré :).

  6. Desde México dijo:

    Hola Nora-san:

    Recuerdo que ese día me desperté con la noticia del sismo en Japón. Inmediatamente dos personas se me vinieron a la mente, tú y una chica mexicana que seguía (más frecuentemente que ahora) en Youtube.

    Recuerdo también el no saber de ti y la alegría de que te comunicaras con nosotros a través de un post corto. Quizá era tu estado de ánimo, no sé, pero cómo olvidar tú abatimiento y el deseo que ya te circundaba con anterioridad acerca de dejar de seguir escribiendo este blog.

    Afortunadamente tú y varios seguimos aquí, acompañando y opinando (sólo) de aquello que quieres hacernos partícipes. Y yo me siento muy honrado 😉 , perdón, digo… emocionado “de cruzar a tu lado del puente”.

    Gracias por compartirnos tanto. Gracias por seguir aquí.

    Saludos cordiales.

  7. Jaiem dijo:

    Hola Nora

    Gracias por compartir. Triste aniversario. Me he releído la entrada del once de marzo, terrible, maravillosa y emocionante. Pienso que es en esos momentos difíciles en los que se conoce mejor a las personas. En esas emociones que transmites tan bien y que pienso, nos llegan a todos.
    Esas bolsas, me parecen un gran invento, pero en ocasiones, como en aquel caso y a mi entender, el único calor que puede reconfortar es el calor humano.

    Un fuerte abrazo y gracias por seguir ahí.

  8. Pau dijo:

    Uffff todavía se me desgarra el alma cuando pienso en aquel día 🙁

  9. Miguel-Maiku dijo:

    Hola, buenas tardes!!!!

    Bueno, se entendería perfectamente confundir Hokkairo con Hokkaidô por lo del frío, aunque una lo quita y lo otra lo da, el frío une mucho.
    Vivimos en la sociedad llamada de la información, por eso recordamos las cosas en el instante que pasan, como el gran torrente de agua que ese día actuó y tantas cosas cambió, pero luego con el tiempo las olvidamos o banalizamos, como si al retirarse el agua todo volviera a su normalidad. Pero muchas personas no olvidarán a los seres queridos, los momentos que pasaron, las situaciones que vivieron. Por ellos y por tantas cosas otro año más tenemos que recordar, honrar y acompañar. Por eso esa bolsita tiene tanto valor, no sólo para Nora, también para mucha gente que no quiere banalizar lo sucedido. Descanso y recuerdo para los que no están y ánimo para los que siguen luchando.

    Gracias por leerme, y a Nora por esa bolsita que tanto calor da.
    Un abrazín!!!!

  10. Hugo dijo:

    Hola Nora
    Es mucha casualidad, pero anoche me puse a buscar lo que escribiste después de ese día. No sé por qué, no recordaba que había sido por estas fechas.
    En aquel tiempo yo estudiaba japonés y seguía tu blog, y confieso que me preocupé por vos, hasta que finalmente diste señales de vida. No puedo creer que haya pasado tanto tiempo, se pasó muy rápido.
    Espero que algunas heridas ya hayan empezado a serrar. Un abrazo

  11. marisachan dijo:

    Hola Nora! solo un comentario a cerca del Hokkairo y SalonPas,en casa nunca faltan,pues tanto mi marido como yo padecemos un poquito de dolor lumbar y esto es un alivio estupendo,sobre todo en invierno.Como decimos aquí en España es mano de santo,ademas dura bastantes horas dando calor,eso si no se debe de poner en contacto directo con la piel.Un saludo grande desde Madrid.

  12. Sara Seg. dijo:

    ¡Ojalá hubieran de esas bolsitas donde vivo!

    Te envío un fuerte abrazo Norita.
    Mucha fuerza a todo el pueblo de Japón.

  13. Estrella dijo:

    hola nora:

    Esas bolsistas solo las he visto una vez cuando iba en la prepa una compañera lo llevaba en el vientre por los cólicos que tenia.
    Se ven que deben ser muy útiles.
    Me fui a la entrada de aquel inolvidable 11 de marzo de 2011 de verdad no quiero que recuerdas nada malo de lo que hace tiempo paso, así que asta aquí.

    saludos

    gracias por compartir esta entrada.

  14. nora dijo:

    Nuria,
    Muchos recuerdos … sí …
    Besos**

    ToNy18,
    En Argentina también teníamos esa bolsa térmica y le decíamos bolsa de agua caliente.
    Un fueeeeeeeeeeeeeeeeerte abrazo, Tony 🙂

    David GB.,
    😉
    Un fuerte abrazo.

    Noni,
    Muchas gracias por contarme tu experiencia de ese día, y sí, yo también recuerdo el 11 de marzo español. Somos diferentes pero tan parecidos …
    Un fuerte abrazo y muchas gracias.

    Victor,
    A ver si encuentras alguna bolsita Kairo por ahí.
    Un cordial saludo.

    Desde México,
    Muchas gracias … muchísimas gracias …
    Un abrazo.

  15. nora dijo:

    Jaiem,
    Pienso igual que tú, el único calor que puede reconfortar es el calor humano 😉
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por seguir ahí.

    Pau,
    😉
    Un abrazo a los cuatro.

    Miguel-Maiku,
    Recordar las cosas que pasaron no sólo en Japón, en España y otros países más …
    Un fuerte abrazín.

    Hugo,
    Muchas gracias por preocuparte, pero ya ves, sigo aquí 😉
    Un abrazo.

    marisachan,
    jajajaja … Así que mano de santo, me alegro de que puedas usarlos en España.
    Un abrazo.

    Sara Seg.,
    Creo que en México no lo necesitan, ¿no? 😛
    Un cordial saludo.

    Estrella,
    Muchas gracias por leer la entrada de hace cuatro años. Seguiremos por aquí un poquito más.
    Un cordial saludo y gracias a ti.

  16. mar dijo:

    Las bolsitas que usaba shin chan!!!

  17. nora dijo:

    mar,
    🙂
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *