La filosofía de la imperfección o la belleza de lo imperfecto – 未完成の美・陽明門の逆さ柱

Las personas que visitaron Japón, seguramente habrán ido a la ciudad de Nikkō, donde se encuentra el santuario shintoista Tōshō-gū.

Una de las puertas antes de llegar al santuario es la de Yōmeimon.

La puerta Yōmeimon tiene 12 columnas con relieves y, una de ellas tiene la decoración al revés (la columna derecha de la foto).

En Japón existe el pensamiento de que todo lo perfecto/terminado atrae los males, y en el momento en que se termina de construir un edificio, empieza también su destrucción.  Para evitar eso, se construye y se termina con una “imperfección” para hacerlo perfecto.

No sé si en la actualidad se sigue haciendo pero antiguamente, cuando la mayoría de las casas era de madera, una de las “normas” de la arquitectura japonesa era poner en algún lugar de la obra, un trozo de madera al revés (imperfección), en dirección opuesta al crecimiento natural de los árboles.

Para algunas personas será imperfección, y para otras será ‘wabi-sabi’ (término estético japonés que significa “sentir la belleza en la imperfección”).

Sobre la columna “imperfecta” de la puerta Yōmeimon, no voy a decir dónde está, porque pienso que es mejor buscar, encontrar y sentir esa “imperfección”.

La filosofía de la imperfección o la belleza de lo imperfecto –
未完成の美・陽明門の逆さ柱

Entrada original de Una japonesa en Japón

Muchísimas gracias por leerme.
Una buena semana a todos.
Hasta la próxima 🙂

.

日光東照宮の陽明門は、逆柱があることで知られている。12柱の中の1本だけ、彫刻の模様が逆向きになっているため、逆柱であることがわかる。しかしこれは誤って逆向きにしたわけではなく、「建物は完成と同時に崩壊が始まる」という伝承を逆手にとり、わざと柱を未完成の状態にすることで災いをさけるという、言わば魔除けのために逆柱にしたとされている。

いつも読んでいただき、ありがとうございます。
良い一週間でありますように、
ご自愛くださいませ。
ではまた ・・・

. . .

Esta entrada fue publicada en Cosas que me gustan, Cultura, Curiosidades, Japón, Wabi sabi. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La filosofía de la imperfección o la belleza de lo imperfecto – 未完成の美・陽明門の逆さ柱

  1. Su dijo:

    ¡Buenas!
    Hace un tiempo solía ser muy cuadriculada respecto a esto y siempre me entraban los siete males cuando veía algo “mal puesto”, al revés y cosas por el estilo… Pero de un tiempo a esta parte aprecio las cosas que salen con “tara”, por llamarlas de algún modo, incluso si no fueron hechas así adrede.

    No conocía esta costumbre (aunque me ha hecho pensar en el kintsugi porque me provoca algo parecido), pero creo que independientemente del motivo, este tipo de detalles tienen mucha fuerza, como un carisma propio. Desde luego si tengo la enorme suerte de poder visitar el santuario, buscaré la columna ;]

    ¡Saludillos! ♪

  2. Sergio Rivas dijo:

    Me encanta el título del post, es como yo lo pienso, lo imperfecto es bello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *